Dijous 24 d'Abril del 2014 - 05:15 0
usuari:
contrasenya:  

Vicent Reig Albero

La Historia Interminable - C3


LA HISTORIA INTERMINABLE

(De Castelló a les estrelles)

De: Vicente Reig Albero

Dedicada a mis padres

La historia interminable fue escrita como serial en Facebook muchos fueron invitados a seguirla.

 

 

Ahora, retoma una fase grafica y compacta la cual no quiere decir terminada.

Capitulo 3 

"Muchacho, nos has liberado. ¿Quien eres? ¿De dónde vienes? ¿Por qué llevas mi libro? ¿Y por qué vas en la nube de son Goku? ¿Eres el único que nos recuerda?". Ante tanta pregunta, Bastian aconsejo: "Son muchas preguntas a la vez. Creo mejor que nos larguemos de éste lugar" "De acuerdo"-dijo Pepe.-"Ahora, todos a Castelló. Allí no nos habrán olvidado a todos. y viviremos en paz"

La constelación de Isis mandaba sobre casi todo el universo conocido. Su fuerza estaba en el poder hipnótico ante el cual era fácil ser víctima. Ahora ya no, a nuestros amigos, a los que dos naves del rey Osiris perseguían se los lanzaron, pero no paso nada. Las burlaron en entrar a la Vía Láctea Y ya era imposible que les vieran en el Sistema Solar. Mientras tanto, en su butaca de avión destino Tokio, el "xino" afilaba su espada.

El grupo llegó a la Tierra y más exactamente a Castelló. Se apearon en lo que fue la barriada de California, pero allí no había casas. Todo era un inmenso solar de hierbajos y cardos, con pocos ladrillos, Era lo único que quedaba. Era noche. A Pepe se le ocurrió hacer una fogata y hablar de lo pasado y que se explicase Bastian

Bastian narró del libro y de su encuentro con Son Goku. Los demás se refirieron a las excelencia de un palacio en Gang, capital de la Vía Láctea y a los que invitaron Llevaban una semana viviendo allí, hasta que Osiris lanzó su rayo hipnótico. Su cara se quedó grabada en toda mente y sus palabras, en individuos y colectividades eran órdenes. Llegó a toda Gang, hasta el palacio y los moradores. La guardia personal misma, los llevó a ellos al País de Nunca Jamás

Narraron todos, como la voz del amo de la galaxia Isis, resonaba en sus cabezas y a todos decía lo mismo: Preséntate ante la guardia de palacio. Y éstos, hipnotizados aún más, los llevaron al País del fin, cerrándose con ellos, la puerta. Allí cada cual vivía sólo, en una inmensidad de "nada". Son Goku se escaqueó porque llevaba encima la sexta bola, la única reservada para el uso del amo. Pero el "xino", esperaría su oportunidad. Ahora estaba escalando el Fujiyama

Ahora, alrededor de la hoguera, ninguno recordaba el hipnotismo. Ni la cara del brujo-emperador Osiris, ni orden, ni nada. Preguntaron a Bastian. "A veces sueño en un viejo de cuatro pelos de barba, pero lo rechazo" Y ya despuntaba el alba. "Será mejor que vayamos a ver que queda de la villa de la ribera. Y apenas quedaba nada. Son Goku había alcanzado la cima del Fujiyama. Allí echó dentro del cráter polvos pica-pica

Nuestros amigos dieron un paseo por lo que fue Castelló. De él quedaba poco. Algo de ruinas del monumento a Fallos; otro tanto del parque; pero lo que si se mantenía en pie, era el mercado y el consistorio. El ambulatorio daba pena, y la Iglesia, no existía. Todo se resumía en cuatro mansiones, tres calles, chozas y chabolas por doquier. No obstante en la Avenida se edifico un edificio muy raro con perros en relieve. Era el cuartel de los nuevos amos

Se les ocurrió que en donde habían de buscar era en la casa de Son Goku. Bastian recordaba el camino. Lo que antes era el "Secá", ladera y "l'Utxera", la cima que daba paso a la comarca "La Costera"; ahora ambas eran propiedades ínfimas de granjeros. ¡Y pensar que todo aquello fueron xalets y labranza escalonada! Pero el terreno de Son Goku, con su pagoda, estaba intacto! A él subieron a encontrar, ¿que?

Entre peñascos, los olivares, la vid, los pinos y algarrobos aparecían descuidados. El xalet de Son Goku parecía camuflado. Allí había un jardín taoísta, huerta de verduras y árboles frutales. Animales como gallinas, pavos, conejos, etc. Se produjo un sonido fuerte. Entraron en la pagoda y vieron a un patufet asustado. Por conocer el terreno, había descolgado sin querer un libro colgado del techo: "Historia de Castelló, desde tiempos del emperador Pepe"

Convulsionándose, con el hocico entaponado, el dragón del Fujiyama se asomó para estornudar. Era el momento oportuno. El "xino" sacó el sable y le rajó el cuello. Con tanto dolor, el dragón estaba herido de muerte. Y como todos los dragones tiranos del Fujiyama, antes de morir, expulsó por el mundo las siete bolas del deseo. Goku sabía que tarde o temprano, todas vendrían a él ¿Acaso no era el vencedor? Pidió una nube supersónica.

En el libro escrito por Son Goku, se relataba cómo habían sido invitados a palacio. Que ya llevaban tres días, en que en una mañana, de repente, el sol de Gang, pareció apagarse por instantes. Los pájaros echaron todos a volar. Los peces se sumergieron en lo hondo del estanque y toda persona con que se le cruzaba, iba como "zombi". El llevaba la protección de la sexta bola, pero ¿y los demás? También iban hipnotizados dejándose maniatar por la guardia

Constelación de Isis y abajo el faraón Osiris, fuente del rayo hipnótico
Son Goku, según el libro, se fue rápidamente a la alcoba de Pepe, pero éste ya estaba prendido. Buscó su vara de mando, pero tan sólo encontró un libro autobiográfico al que misteriosamente le faltaban hojas al final. En su nube siguió al séquito de naves, no sin ser acribillado por rayos hipnóticos a los que evitaba. Tal como supuso, las naves dejaron a sus amigos en Nunca Jamás....Y ahora, ¿que hacer?
Bien, sigamos leyendo a Goku. "Me vi desolado, abandonado ante las puertas por las que no se sale Allí dentro, tenía a todos los míos. Tenía conmigo el libro de Pepe Mi sexta bola sólo me protegía a mí, y la séptima también, pero por mediación de terceros. El libro podría ser un buen reclamo. Me fui a Castelló y lo dejé en la biblioteca municipal. Pronto o tarde, alguien leería el libro y me traería la séptima bola que descansaba bajo el naranjo en que nació el emperador

El primer rayo hipnótico fue brutal, salvaje. Llegó a casi los confines del universo. Osiris I había lanzado su proclama. Sus pretensiones pasaban por ser considerado un dios. Simplemente le interesaba mano de obra para su "mausoleo" final. Y murió con honores de dios. Osiris II, le sustituyó y después Osiris III, etc., etc. Pero la fuerza de los rayos minaba. Ahora que habían pasado mil años, había guerra de secesión en la constelación y en casi todo el universo

El libro de Goku seguía narrando, ésta vez, sobre lo que pasaba en Castelló. Al volver de los cielos se encontró con una fila variopinta de hombres. Todos los que tenían facultad para trabajar, marchaban con picos, palas, azadas y capazos hacia el Castellet. Allí se estableció una cantera para que naves-nodrizas, llevasen piedras para el mausoleo de Osiris. Las mujeres, niños y viejos, se quedaban en casa.
La gente de Castelló estaba tiranizada. Apenas tenían tiempo de volver a sus casas, ver a los suyos y dormir. Guardias con látigos, los había por todos lados. Aún más, en una casa ante el parque, tenían su cuartel propio. Y murió Osiris I. Su hijo sucesor Osiris II, al igual que hizo su padre, lanzó el rayo hipnótico, pero ésta vez, fue desatinado. Se sacudió casi todo el universo conocido, en una especie de terremoto y hubo mucho desastre

Ya no hubo más rayos hipnóticos, los faraones se dedicaron a cobrar tributo de lo que sea, y ya está. El "grupo" escolar, el parque, el techo del mercado, parte del consistorio y a mucho más, se les notó el efecto del terremoto. La Iglesia se mandó derruir y en el Castellet, ya no quedó piedra sobre piedra. Ya eran libres, para sobrevivir como pudieran, siempre claro está, que pagasen los impuestos. Y se sucedieron los Osiris en el poder

Con los nuevos faraones y tras los rayos, la gente olvidó su vida pasada. El metro se restableció, y así, todo aquello que no atentara a considerar a Osiris como un dios. Aunque no había grandes comercios, las tiendas practicaban el "trueque". Ya empezó a plantarse arroz y naranjos. Había más animales domésticos, y lo más curioso, es que sin vocación ni experiencia, la gente se hacía granjera, sobretodo en el "Secá" No había apenas calles sino cabañas y chabolas

Las instituciones, tenían una jerarquía inamovible. Un, era el amo de Castelló. Unu, el amo de Valencia. Unus de España...y así. Aunque gobernaban parlamentarios nombrados a dedo La última palabra, se la reservaban. En Castelló se institucionalizó el mercadillo de los jueves. La carne de jabalí de allí era muy apreciada. Pasaron unos setecientos años desde Osiris I, ahora, el nuevo emperador quería probar su rayo

Son Goku había rajado la garganta del dragón de las siete bolas. Ahora se tomaba un descanso. En un riachuelo se lavó y lavó la túnica. Luego comió unos frutos y sesteó. Más esto último era difícil. ¿Como había quedado Bastian? ¿Sus amigos, estaban aún en el País de Nunca Jamás? ¿A dónde ir? No sabía. Al final acordó en presentarse en casa de Bastian y que le narrase. Las bolas de la suerte ya vendrían a él. De momento tenía una nube nueva

La cuadrilla seguía leyendo el libro de los mil años, y lo hacían en la pagoda del autor: Son Goku: "El último rayo hipnótico, no trajo más que perros por todos lados. Eran herbívoros y se tragaban todo lo verde que veían. Un desastre. El Osiris que lo lanzó no tenía ni idea del mal creado. Su hijo, lo traicionó y subió al poder. Lanzó su rayo particular y los perros se volvieron carnívoros entre sí. Se comían unos a otros. Los más osados fueron víctimas de perdigones

A los faraones Osiris ya no les salía el rayo hipnótico ni a la de tres. El simple intento, ya bastaba para montar una catástrofe, exactamente, plagas de mosquitos, ranas, saltamontes, etc. Un general de la guardia destronó al último Osiris. En nombre de muchos, se levantó para proteger de la magia, a los que no la querían. Fue una rebelión local, que más tarde, se extendería. Habían pasado más de ochocientos años tras Pepe I

El nuevo general llamado Seth tenía ideas revolucionarias. Creía en la democracia y en dar independencia a las constelaciones ocupadas, pero antes tenía que enfrentarse con los partidarios de la magia. Guardaba un escuadrón. Los partidarios de Osiris querían el poder para el nieto derrocado, y también tenían un escuadrón. Más tarde, se presentó un bastardo de Osiris, asegurando que él sí, tenía el rayo de verdad. Y tuvo sus seguidores

Y se armó tal barullo de poderes que en más de cien años, no se conoce la paz Hay tres fracciones, pero en una y otra, se releva el poder. Casi todo el universo conocido es un drama, una guerra continua. Las nuevas generaciones, no conocen la paz. Se vive entre el anarquismo y la milicia. Continuamente vienen a reclutar gente. Hoy he ido a la biblioteca. El libro, no estaba. Seguiré la pista de la lectora

"Hasta aquí llega el libro de Son Goku, ¿que tienes que añadir Bastian?”Que esa mujer era mi madre y que me leí la autobiografía tuya, Pepe. Más tarde, me encontré en la Paixarel.la, la séptima bola. Y fue entonces cuando me abordó el "xino". Que debería ir al País de Nunca Jamás. El, por su lado, dijo que debería suministrarse de bolas y para ello se fue en pos del dragón del Fujiyama

"Ya estoy aquí" De un salto de piruleta, Son Goku se plantó en medio del corrillo que leía su libro. Allí estaban todos: Mafalda, Pepito Gril, los pitufets, Heidi, Piolet, Laira, Bastian y el lector, el ex-emperador Pepe. Hubo vítores para él y Bastian. Ahora ya sabían todo. Bueno todo no, ¿por qué no murió Son Goku y sobrevivió mil años. Contestó que sólo se muere si se han usado las siete bolas. Y él cuando lo creyó oportuno, fue por más

Pasado el optimismo, la solución no estaba nada clara. "Veamos que tenemos”. dijo Pepe "Mi libro autobiográfico y el de los mil años de Son Goku. Nadie creería nada"-Tu que opinas Tintín. "Yo digo que solamente añadiendo el cetro de amo de la Vía Láctea, la gente te seguiría" "Ya, pero a saber en dónde está" "Se lo pediré a mi segunda bola del drac-dijo Goku Y al poco, Piolet gritó: la tengo yo

Pero Piolet tan sólo tenía una flauta. Se explicó: "Al salir de palacio cogí de la mesa principal una vara. Pensaba que era de un sirviente distraído y la vi ideal, para construirme una flauta. Marché a un parque y la hice. En aquel momento me pilló el rayo hipnótico. Nunca llegué a ver que tal suena, pero tiene la inscripción de las letras que no corté" "epe I" Es el cetro

"Voy a probarla"-dijo Piolet. Y sonaba bien. Pero lo curioso es que se repetía todo lo que se había dicho en la sala y del revés. Incluso se vio saltar a Son Goku, al revés de como lo hizo. También, bajar las escaleras como si subiese. La flauta era mágica, capaz de cambiar el ritmo de las cosas, hacer presente el pasado. Era capaz de transportar a todos mil años atrás

A todos les dio tal alegría que se pusieron a bailar "Castelló volverá a ser como era" " "Tendremos nuestra casa en California" "Y las dos del parque"
"Y tendremos la galaxia" "Y volveremos al palacio de Gang, Vistaverde". "Y cada cual seguirá trabajando en lo suyo, que es lo que más le gusta" " Y todo, será con la flauta. ¡Manos a la obra! ¡Volvamos a principios del XXI!

Todos estaban en el último piso de la pagoda del xalet de Son Goku, y la idea era sencilla. En primer lugar, aislar de sonido la pagoda. Para ello, se la embadurnó de barro, la cubrieron con troncos, hojas y cortezas de árbol. En segundo lugar, se hizo un minúsculo agujero para que lo atravesara la flauta y todo su sonido fuera envuelto en el universo, menos allí mismo. ¿Y quién haría sonar el instrumento?
Nadie más que Pepe sabía que al cuarto de hora de llevar las gafas, uno se volvía ciego, incapaz ni por remota idea, de lanzar nada hipnótico. Contento, ya estaba lejos de que le alcanzasen. Iba a la pagoda donde sus amigos. Estaban en fiestas y Feliberto se llevó un buen susto con los fuegos artificiales. ¿Y que era de Piolín, Heidi, Laira, Tintín, Pepito Grill, Mafalda, els pitufetss....?..Continuará

Resulto ser que el único que sabía en serio, y había dado conciertos, era Piolet. Ninguno más, le sacó una nota, excepto Laira que sabía tocar la canción de su nodriza, allá en tiempos en que fuera princesa de Orión. Piolet fue claro: "No sé cuanto estaré tocando. Lo que sí sé es que tocaré "adagios" lentos para el cambio del tiempo, y además, "marchas" que lo retrocederán mucho. Me debo a mi arte

Y empezó el concierto. Hubo un gran crujido en el universo. Luego, silencio. Todo se había paralizado. Al poco empezaron a girar los satélites y planetas inferiores al revés. Luego los soles y ya al pronto, las Novas y Súper Novas. Ya todo iba al revés. Se entrechocaban astros, unos con otros. Se acercaban los que se habían separado y se alejaban los que se habían ido. En la pagoda reinaba un gran silencio ¿Habían obrado bien?

Todo el universo conocido giraba al revés. Según lenta o marchosa la música que hacía Piolet, el giro era rápido, o no tanto. El, dale que te dale, a la flauta, hasta quedar extenuado. Entonces, le abanicaban, le daban masajes y Laira hacía sonar su "nana". Pronto se reponía y seguía tocando. Luego volvía a parar y otra vez lo mismo. Al final, pidió una botella de cazalla, y así, le fue más llevadero

Pasaron más de 48h en que Piolet, todo beodo, no cesaba de tocar la flauta. Los demás estaban hartos. La mitad, dormía. Y todos se hacían la misma pregunta: ¿Como sabremos que han pasado, mil años? Y la respuesta de Son Goku fue la acertada, "Cuando miremos por la ventanilla y se vea el Castellet. Todo empezó cuando se hizo cantera de él, para sacar piedra para el mausoleo de Osiris

Cuaderno de Bitácora: Llevamos casi cinco días encerrados en la pagoda. Siempre tenemos a alguien que mire por el ventanuco. Nos queda litro y medio de agua, tres alcachofas y siete botellas de cazalla. Piolet es el que más aguanta y el único que puede hacer algo. Acaba de gritar. Heidi acaba de gritar: "Castellet a la vista". Estamos salvados

"Cesa de tocar la flauta Piolet"·" Buff" Y se cayó de espaldas éste. "Tengo que salir y hacer un recado muy importante"-dijo Pepe. Salió y era un día normal del tiempo que él recordaba. Hasta el funicular funcionaba y estaba nuevecito. Pero su misión, le impidió gozar del día. Montó al dragón Feliberto y voló a las estrellas. Concretamente a la constelación de Isis. Allí, se presentó, como amo de la Vía Láctea. Quería ver a Osiris

Todos se reían al ver una flauta, como cetro. Pepe ajeno a ello, dijo querer hablar con el emperador que tan sólo venía, a hacerles unos presentes como señal de confraternidad. Pasó por muchos registros y guardias. Al final, llegó a la sala del trono. A la emperatriz le regaló un collar. A Tut, el emperador, una muñequera y al príncipe sucesor Osiris, unas gafas. Le dijo: si no te las quitas nunca, verás de debajo de la ropa. Me lo prometió y pidió saliesen las danzarinas

Nadie más que Pepe sabía que al cuarto de hora de llevar las gafas, uno se volvía ciego, incapaz ni por remota idea, de lanzar nada hipnótico. Contento, ya estaba lejos de que le alcanzasen. Iba a la pagoda donde sus amigos. Estaban en fiestas y Feliberto se llevó un buen susto con los fuegos artificiales. ¿Y que era de Piolín, Heidi, Laira, Tintín, Pepito Grill, Mafalda, els pitufetss....?..Continuará

Estaban todos sentados, y desde arriba l'Utxera, veían los fuegos de artificio. Llegó Pepe con el drac "Ese de Osiris, creo que se apuntará a la ONCE. Tintín, ¿en que tiempo estamos?” Salimos de Castelló hace una semana y hace tres días que faltamos de palacio" "Pues yo me muero de sed y hambre"-dijo Goku.Y yo. Y yo..."Invito a la cena en el chino"-les dijo Pepe "Pero antes deberemos llevar a Piolet al ambulatorio. Dirán: el primer borracho de las fiestas. Y todos rieron

Todos reconocieron al emperador, cuando entraron en el local chino. Este, conociendo a su mujer, les pidió que la aceptasen en la cocina Y les preparó un teorema de guisantes, garbanzos cuadrados con perejil y una cola de león. Se habló mucho, y alguien acertadamente preguntó: "¿Y que va a ser de Bastian? ¿Vivirá con sus antepasados?" No. De ninguna manera. Ni se casará, ni tendrá hijos. Vivirá en palacio" Trabajará con Tintín

Durante la cena, cayeron en la cuenta de que llevaban tres días adelantados de lo normal. Pero la gente ni se inmutó. Para ellos, Pepe, había bajado de su palacio para pasar las fiestas con su pueblo. Y aquí se despidieron. Goku y Heidi se fueron a su casa del parque "¿Que tal, las vacaciones?"-le preguntaron. Y al emperador cuando llegó al palacio de Gang "Hace tres días que toda la guardia le busca"

Mafalda quedó como dueña y señora, de la casa de California. Enseguida implantó su ley: "Pepito Grill, o inventas algo, o te desmonto el laboratorio""Piolet, ni una gota más de cazalla o cierro la puerta de tu jaula""Pitufet Flex y pitufeta Plaf, ni un hijo más, 48 ya son suficientes" Luego escribió en una pizarra normas de la casa: "En el baño no se come""Prohibida la despensa""Poneos guantes antes de tocar algo eléctrico" Etc., etc.

El consistorio quería desmarcar a Castelló como pueblo "Mediterráneo" y para tal fin, en la plaza mayor, junto a la olivera, plantó vid y trigo. El tío Perico no era ajeno a tal cambio. Lo estuvo observando todo. Se enamoró de una cepa. Llegada la noche y con alevosía y premeditación, esperando no le viera la policía, la arrancó de raíz, A la salida del sol, alguien había plantado una viña en el "Seca"

El tío Anselmo, acababa de comprar unos terrenos en "Monteolivet". Estaba contento. Pensaba plantar naranjos, pero aquella noche vio por la T.V. una película: "Gigantes" Era de un señor, que se hizo muy rico, sacando petróleo de sus tierras. Anselmo, tomó una determinación. Llamó por teléfono a los ingenieros y que estuvieran a la mañana

El señor Domingo, jubilado y antiguo prestigioso traumatólogo del Alcañiz, se había quedado viudo hacía poco. Ahora se daba a las largas caminatas por su pueblo natal, por Castelló. Yendo más arriba del Castellet y dejando a éste a la banda derecha, llegó a la ruta turística de la Font Amarga. Allí mismo, encontró oro, una pepita "Me tengo que hacer con el terreno, aunque soborne" Y se lo dijo, sabiendo que era terreno público. Envolvió la pepita con un pañuelo

Vinieron los ingenieros y tras hacer su trabajo, le comunicaron: "Enhorabuena, esto está rebosante de petróleo". Y Anselmo ya olía el dinero. Tenía que comprar más terreno. El señor Domingo llevó la pepita envuelta en un pañuelo, a la joyería. Era oro puro. Había de comprar al consistorio la Font Amarga y mucho más.

El tío Perico que había trasplantado la viña monumento al Secá, se congratulaba. Sabía que esa era, una cepa rara, que sólo se criaba en una isla de Grecia. Daba buen caldo, tal vez, el mejor del mundo, pero lo óptimo es que daba racimos dos veces al mes. Pronto empezó a hacer esquejes y a multiplicarla. Pero claro, le faltaba terreno. Tenía que comprar. Ya olía los millones

Anselmo no escatimó. Pidió un préstamo al banco y compró parcelas desde Monteolivet hasta la Puebla Larga. Fue a pedir otro préstamo y montó toda la infraestructura, por sacar todo el petróleo posible. Amasijos de hierro, tubos, depósitos, torres etc. Quería tener de todo. La gente que miraba, quedaba extrañada, Y en el banco estaban más que preocupados

Domingo fue al consistorio. Habló de su intención de comprar la Font Amarga, pero ocultando el motivo. Después de departir con unos y otros, la broma le costó todos los ahorros. Después parceló la propiedad. Y con más dinero del banco se hizo con excavadoras, camiones y demás maquinaria

Perico, el tío Perico, tampoco se cortó un pelo. Fue al banco y consiguió el dinero suficiente para comprar medio término de Castelló. Luego se dedicó, con maquinaria pesada, a construirse una cueva-bodega. También parceló todo el terreno al que por esquejes, llenó de viñas. Para él, la época del arroz, siembras, naranjos y chopos estaba superada. También se endeudó hasta el gorro

Anselmo tuvo que viajar a refinerías y sindicatos del ramo, para saberse todo, sobre el petróleo. A la postre llegó a contratar indefinidamente a cincuenta y temporalmente a doscientos. Pronto, se puso toda la maquinaria a funcionar. Y casi todo era del banco

El tío Anselmo también había contratado mucho personal para su viña, para el campo y para la bodega. Al pasar por la calle Mayor, vio que las cepas allí plantadas, como monumento estaban podridas. Se temió lo peor. Y todo era del banco

Domingo quería arrasar dos montículos. Estaba seguro de encontrar en alguno de ellos un filón de oro. No dudó en traer más excavadoras y camiones. Claro que tenía trabajadores a su cargo, y todos ellos con contrato. Pero todo era del banco

Excepto las pequeñas industrias y artesanales, todo el mundo tenía trabajo. Ya no se decía si inmigrante o del terreno, rico o pobre, ni nada de eso. El pueblo estaba en su gente, dividido en tres grupos: los del oro de Domingo, los de las viñas de Perico o el que trabajaba en la extracción de crudo de Anselmo. Y fue a mal

Y salió a la venta "Vialac", el primer periódico de la galaxia. Estaba todo plagado de anuncios de cosmética, biberones, albornoces, tocadores, antigüedades, y todo lo inimaginable. En portada, claro está, la foto del emperador Pepe, como bendiciendo a cada súbdito. Se le veía con su consejero Tintín, ora inaugurando las cortes federales, el año judicial, o con Bastian, presidente de Gang, la capital

Vialac, tras los titulares, le venían crónicas de planetas, chismorreos de la nobleza, compra-venta de todo, pasatiempos y ocio. Y ya al final, venían las páginas económicas, estas en naranja. Fue todo un éxito el periódico. Pronto tendría competencia. Mientras tanto, Domingo, Anselmo y Perico no se enteraron

En la casa de California, ni mandaba Mafalda, ni nadie. Grill, en su laboratorio investigando una crema para callos. Piolet ya le daba a la cazalla. Y los pitufos, ya eran 72 Y es que Mafalda superó los exámenes de conducción y tenía el "carné" de ambulanciera. Su servicio era de casi todo el día Daba miedo verla conducir

Antes de la C.E.I (Comunidad Económica Intergaláctica) en la economía del libre comercio, las naves mercantes pululaban de planeta en planeta. No había sino oferta y demanda y libre competencia. Todo lo referente a valores del mercado, venía, en las páginas naranja del periódico Vialac. Cuando leyeron esta página Domingo, Anselmo y Perico, se echaron las manos a la cabeza

Lo que leyeron no era fácil de encajar. La galaxia se estaba rehaciendo y continuamente se dictaban leyes. Domingo supo que el oro, ya no era referente en el mercado, sino el mercurio. Ya no valía nada. Anselmo se enteró de que el petróleo y demás combustibles serían pronto cambiados por la energía eléctrica. Perico leyó que la vid del planeta Tierra, estaba en cuarentena. Todo un desastre

Nada más terminar de leer, Anselmo se acordó de que dio orden para entonces, de dinamitar el suelo, y llegar a una gran bolsa del oro negro. Dio la casualidad de que fue más que un terremoto. El petróleo salió por los aires llegando, desde la Font Amarga a la cueva-bodega de Perico. Ya tenían los tres, doble enojo. Y el banco, esperando cobrar

La gente de Domingo lanzó piedras y pepitas de oro, a los petroleros. Los de Perico le echaron todo el vino de la bodega. Mientras, la manguera a toda presión lanzaba petróleo y barro, a ambos dominios. Y por no quedarse con ganas de más guerra, las pepitas de oro iban, a los jornaleros vinícolas y éstos les lanzaban racimos, sarmientos y cepas. Era todos contra todos. Hasta el final

Barro, petróleo, oro, piedras, cepas, vino, etc., todo iba por los aires. Nadie estaba contento. Cuando ya no quedó nada que echar y acusado el cansancio, se fue cada cual a su casa. El resultado fue de espanto. Daba nauseas. Hasta el tiempo en que limpiaron todo aquello, no se llamaba Castelló de la Ribera, sino del "porquet" Todo llegó a oídos del emperador

Vino Pepe con un fiscal y un letrado defensor. Se comprendió todo enseguida y la sentencia fue irrevocable: los jornaleros, a pan i agua hasta que quede limpio el municipio. De acuerdo con el consistorio, sólo se plantarían navelinas y si hubiese una excepción, se estudiaría. Domingo, Anselmo, Perico y el banquero irían a picar piedra a un planeta lejano

La primera constelación en reconocer oficialmente a Pepe, fue la de Orión. Los padres de Laira, viajaron al palacio de Vilaverde en Gang, a ver a su hija. Y ésta, estaba pronta de dar a luz. Se abrazaron y dijo ella, que tenía que ir a la cocina. Era la portada del periódico Vialac: la visita de los monarcas. Pepe y Uru, su suegro se les veía charlando en el salón. Continuamente, la princesa les molestaba. "Tengo un antojo" Y siempre le respondía su padre Uru: "Pues hazlo hija, hazlo"

En el salón, la reina Tal comía dulces sin freno alguno, y tirada en un butacón. Su esposo Uru, estaba frente a frente con Pepe. Ambos, con sendas copas de coñac. Hablaban de competencia de embajadas y consulados, comercio, relaciones bilaterales, etc. Y por quinta vez, entró Laira "Tengo un antojo""Pues hazlo hija, hazlo"-le contestaba su padre. Entonces se metió en la cocina para no salir

Cuanto más se enardecían los planes políticos, no había quien los parase. Pepe y Uru discutían acaloradamente. Tanto era así, que no reparaban en el trajín de gente que iba y venía yendo a la cocina. Y todos pasaban por donde ellos. Al cabo de cinco horas de alocada política, se oyeron los berridos de un bebe. Laira había dado un primogénito a Pepe- "Pero, hija mía, ¿en la cocina?"-"Es que ese era mi antojo"

Pepe II resultó ser un bebe precioso de cabello sedoso, rizado y rubio. Sus ojos eran azules. Se parecía a su madre, y es que las princesas, todas son bellas. Se le suponía el talante de mando de su padre. Pero de momento, ahí estaba, entre calderas, fogones, vajillas y platos cocinados, muchos platos: alcahuetes en almíbar, tocino de búfalo, espaguti al tequila, cuernos de cabra con miel, lentejas fritas, y un sinfín de platos

Mientras tanto en Castelló, se producía otro alumbramiento. En la casa junto al parque, Grill y Mafalda, no regateaban en cuidados a Heidi. Incluso la pitufina Plaf le daba consejos a la oreja. En la habitación de al lado, huyendo del mal trago, Son Goku en posición de loto levitaba. Y nació la criatura. Era niña y todo se pasó hasta los gritos de la madre.

Tana, que así se llamaba a la hija de Son Goku i Heidi, era morena y de ojos negros como sus padres. Mafalda se extrañaba al verla "¿Porque no mueve los pies y manitas, como los otros niños. Parece karateca" "Eso le viene de su padre, de su madre, la guapura"-contestaba Heidi

En el número del periódico Vialac, estaba escrito en letras grandes: YA TENEMOS PRINCIPE, se llamará Pepe II. Familiarmente, Pepito. La portada destacaba a los suegros, la madre con el bebé, y al padre. Todos sonreían. Luego venía una invención del parto, en no se sabe que gran y afamado hospital Y ya abajo de todo, una ley: Ante la afluencia de bautizados con el nombre de Pepe, éste, ya no se aplicará más en un tiempo

Sólo había una cosa que cortara el llanto de Tana. Ni el patito de goma, ni el sonajero, ni los mimos de su madre Heidi, ni las volteretas que le hacía dar su padre Goku. Lo único que la acallaba era el canto de Piolet. Era infalible. Como la niña, resultó llorona, pues se quedó a vivir con ellos. ¡Ah! y unos pocos pitufets, para jugar.

La fama de Piolet como niñera corrió por todos lados. Al alba se acostaba y al anochecer despertaba. Entonces hacía la ronda por los bares, tomando su cazalla. Y después se iba silbando. Era la señal del dormidor de criaturas. Silbaba y por las ventana le llamaban "Aquí ,Piolet en la tercera derecha". Subía, hacía sonar una estrofa y el niño ya se dormía. Por su fama, fue requerido a palacio

Pepe el emperador, estaba muy contento. Tener un hijo le dio la oportunidad de ser reconocido por mandatarios de muchas constelaciones. "En realidad, no nos gustan los tiranos, y ese Fu Manchú, ya se pasaba"-decían casi todos. Y había doble fiesta, en dos salones separados. En uno, se tomaban cócteles sin descanso y se hablaba de política. En el otro, las damas hablaban entre sí, y remiraban a Pepito. Como era muy llorón, continuamente llamaban a Piolet. La fiesta duró tres días. ¡Había tantas habitaciones!

Pasaron tres días, y terminaron la fiesta del palacio de Vilaverde Cada mandatario manchó con su nave a sus soles respectivos. En el salón, no estaban ni los suegros. En la sala de la criatura, había tres estropajos de viejas. Pepe se asustó. Despidió a Piolet y los pitufos que había. "¿Que me venís a contar?" "Todo bueno"-le dijeron

Las tres brujas, no eran sino las tres hadas madrinas de Pepito. En aquel momento, en que llegó el padre, no se cortaron en su labor. "Será fuerte como su padre, hermoso como su madre y listo como sus abuelos"-Eso dijo la primera. Y la segunda:" Poseerá el rayo hipnótico, el cósmico y el indescifrable"-Y ahí quedó eso. A la tercera hada, le dolía un pié que le mordió un pitufo. No se le ocurrió decir más que. "Jugando al futbol, se torcerá el tobillo"

¿Eran hadas? ¿Eran brujas? Pues eran, lo primero. Lo que más les gustaba, era meterse en los sueños de los niños y disfrazarse. Se habían, en éste caso, disfrazado de brujas. La mayor, advirtió. "Somos más, muchas más, en la Vía Láctea. Reza porque no venga alguna enojada y arroje un maleficio". Y en éste punto, desaparecieron dejando un aroma que durmió a Pepe en pié. Eran las hadas Pam Pem y Pim

La hija de Son Goku también tuvo su visita misteriosa. Ella estaba dormida en su cuna, sola, en la habitación. Alguien se materializó. Una mujer vestida toda de negro hasta la peineta. Heidi iba a entrar, pero la curiosidad la detuvo. Escuchó a la mujer "Tana, serás emperatriz de la galaxia y más. Te pongo una señal de que lucharé por ello, yo Oca, aún cuanto luche contra Pam, Pem y Pim". Dicho esto le puso un lunar en la frente. Desapareció al entrar Heidi

Son Goku no podía permanecer inactivo. Tenía un antojo: montar una pirotecnia. Para ello, con el aval del emperador, consiguió el permiso del consistorio de montarla en les "Agoletxes" Luego edificó y compró material. Al final, se quedó con unos almacenes tan peligrosos que no admitió trabajar allí a ningún fumador. En un principio tuvo encargos tontos; en Roglá, Polinyá, Antella, Alberique. El esperaba las fallas de Castelló

En la casa de California, Mafalda increpaba a Pepito Grill:"¿Puede saberse, lo de la puerta"? Y en la puerta de entrada, pegada a ella, había una pequeña silla con un pitufet que llevaba un cartel "Pitufos a 500$ la docena""Es que necesito dinero para investigar mi crema contra las arrugas" "Tu nunca inventas nada. Desmonta todo" Y añadió: "Tienes que asearte. Tenemos dos bautizos. El de Pepito II, y el de Tana a la tarde. Somos los padrinos"

Y llegó el día del gran debut de Goku como pirotécnico de las fallas de Castelló. El, ya avisó de que la gente se mantuviera a distancia, pero no. La reina del foc le prendió la traca, y aquello era un desmadre: carcasas, fuegos de artificio, bengalas en el cielo, estruendos en el suelo. Aquello no tenía más armonía, sino el miedo que daba. La reina del foc, quedó chamuscada y la mayor, se lo hizo encima. Todos quedaron con el pelo quemado y la cara carbonizada. Fue de espanto

La pirotecnia Goku, iba en auge. Nadie le cuestionaba su mérito porque cuando decía que la iba a montar gorda, la montaba. Y así pasó en Valencia. Hizo que se derrumbase la balconada del consistorio, con invitados y todo. Ya al final, sabedores, venían a verlo con escafandras, trajes de buzo, de pescador mercante etc. Cualquier protección era poca. Si se le preguntaba, decía: "Yo hago, pop-art , Es mi arte"

La fama de la pirotecnia Goku subió de tono. Le requerían en toda Europa, Bueno en casi toda. Para algunos, era un "enfant terrible". Su ilusión era montarla para las Olimpiadas, pero antes, actuó en Brasilia, en donde el sismógrafo osciló en algunos hoteles. Se llegó a decir que su arte era el de "gamberrismo ilustrado". Y en Sídney, por fin finalizó su carrera, tras quemar un puente. Se acabó el estrellazgo, ya nadie quería saber de él, y menos los organizadores de las Olimpiadas

Pepe II se crió en palacio, lleno de fastuosidad. Allí, su amiga era Tana, la morenita del planeta Tierra. Juntos, hablaban, reían, corrían y sobre todo a juegos de coro, con los pitufos. Además, vigilados por alguna niñera Lo que no sabía su padre es que Pepito en ocasiones para sus juegos, usaba el cetro-flauta, para el juego que él llamaba: ¿correr o descorrer? En un momento dado de la carrera de Tana, la frenaba y ésta descorría. La niñera no entendía Y su padre pensó que sería algún don de tanta hada

Pepito II, tenía profesor particular y vacaciones. En verano y en invierno, viajaban a Castelló a la casa que poseían en el parque, junto a la de los tíos Son Goku y Heidi. Le encantaba en verano ir en una cuadrilla de amigos a correr en bici y bañarse en el "poli". En invierno, no había tanta distracción y se lanzaban unos a otros naranjas a la cabeza. Pepito II, tenía un juguete muy peculiar; la flauta-cetro. Un día, la sacó

De buena mañana sacó su flauta. La chiquillada, en busca de juegos, iba al parque y allí estaba él. Le pidieron que tocase, y lo hizo. Al instante, se volvieron por donde vinieron y hasta sus camas, y todo el mundo. Cesó en tocar. Se despertaron y fueron al parque otra vez, a ver a Pepito, Y así sucedió varias veces, pues era el poder de la flauta-cetro, la que movía el tiempo hacia atrás siempre la mitad de un día. Y la gente, no hacía más que despertar. Una y otra vez. Ya no recordaban el día. Y Pepito II, rió mucho hasta ver a su padre inmóvil ante él y de malas pulgas

¿Porque la gente sólo recordaba despertar? ¿Que misterio era ese? Y Pepe tuvo que tomar cartas en el asunto. No sospechaba de su hijo, sino de algún ratero. Pero ¿cuando tendría más cuidado en guardar tal reliquia? Vio a su hijo al amanecer, después de varios amaneceres. Se plantó ante él. Le quitó la flauta. Lo cogió de la cintura y se lo llevó de lado, a un sillón en casa....y ahí le calentó el culo. Luego se fue éste a la cocina a llorarle a su madre

A partir de aquel día, ya nadie sabría el paradero del cetro-flauta sino solamente Pepe. Y vinieron las comuniones. Pepito habría de celebrarlo en palacio. Y Tana, en Castelló, con las amiguitas. Se arregló para que la de ella, fuera de mañana, y la del hijo del emperador, a la tarde. La nave imperial tenía cabida para todos. Uru, rey de Orión paseando por Castelló, preguntó al padrino Grill que ¿por qué tenía una calle dedicada para él sólo. Acaso salvó al planeta? "No, simplemente inventé un crece pelo"

Tana llevaba un lazo blanco en la cabeza por deferencia de su madre. Si por su padre, llevaba una cesta de flores de loto. Y el banquete estuvo bien, hasta que a los críos les dio por echarse comida. A Pepe II le echaron a la cara un brazo de gitano. Se puso hecho una furia. Los ojos se le enrojecieron y algo pareció salir de ellos. De repente, todo estaba inmóvil, hasta había un emparedado en el aire. Todos menos su padre, estuvieron como muertos, cinco minutos. "Será un rayo raro de los que le dieron la hadas"-eso fue lo que pensó en emperador

Durante ese "lapsus" de no-tiempo, Pepito actuó con total normalidad, de como si nadie le viera, al darle un bofetón al muchacho que le tiró el dulce. No era consciente de ser visto por su padre. Luego volvió a la normalidad todo. Tan sólo era raro, un dolor repentino en la mejilla de un niño. Pero en general, toda la mañana se pasó bien y Tana tomó la comunión. A la tarde, había de ser en palacio

Con un revuelo de campanas y la promesa de un pronto regreso en el consistorio de Castelló, la nave imperial se alejó. Iban directos al palacio de Villaverde en Gang. Bastian, presidente de Gang fue a recibirlo, pero Pepe, le salió al paso: "Si cada vez que vengo o me voy, vas a venir a recibirme, no terminarás. Has de trabajar algo hombre. O haz que parezca que trabajes. Pero bien, apúntate a la comunión. Todos se están preparando. Será en media hora

En la nave imperial vinieron todos. Y todos fueron recatados y formales a la hora de la celebración. Esta, fue, en la capilla de palacio. Tres oficiantes y abajo, Pepito II con sus padrinos: Mafalda y Pepito Grill. Luego, los familiares y amigos. Plaf, la pitufeta, ya había advertido de la seriedad. Los contó y vio que había 54 pitufinos. Extrañada, se metió un dedo en la boca y se dijo:"Van a menos o a más

Terminada la ceremonia, todos marcharon a los jardines de palacio. Se refugiaron en un rincón a escondidas de cualquier sirviente y allí, alrededor de dos sábanas con comida, cada cual quería que se hablase de lo suyo. Goku, de petardos, Grill, de la crema contra callos, Flex y Plaf, de lo educado de sus hijos, Laira, de cocina, Heidi, de moda, Bastian de lo poco que sabía gobernar. Mafalda preguntó si en este planeta se pasaba hambre. Piolet se quejó de que en el picnic no había cazalla. No paraban

Todos hablaban a la vez y todos comían a la vez. ¿Y que comían? Laira se había pasado mucho tiempo en la cocina Ahora tenían: salchichón "a la vinagreta", colmillos de hipopótamo "a la besamel", sesos de piraña "al tun tun", salteado de cucarachas "al vapor", tortilla de peras "fritas", tomate con polvorones "a la pimienta" "jamón de jabalí "garrapiñado" pimientos salteados a l' ast...Y así. Todo se comió, excepto la tortilla de patatas. Y todos felicitaron a la cocinera

Terminada la merendola, la chicalla se dirigió al laberinto de sotos, a jugar a pillarse. Grillo buscaba mariposas y Mafalda se fue a la biblioteca, a considerar la riqueza del planeta. Las mujeres, Heidi, Laira y su madre Tal, se hicieron cargo de los enseres y el mantel. Uru, el suegro de Pepe fue conciso: "Viene una guerra" "¿Otra guerra de los mundos?-pregunto Goku

Uru, el rey de Orión se explicó: "Se acercó a mi residencia, el embajador de Acuarius. Llevaba una misiva, que no era más que un "ultimátum". Debería añadirme a sus fuerzas y no a las de Pegasus, pues iba a haber un encontronazo entre ambos. Si rechazaba, me añadía como un enemigo más de Acuarius y amigo de Pegasus. Me dio un plazo de 48 horas, para decidir. Y yo no sé que hacer"

"La razón es la de que Pegasus, es una constelación pequeña, pero muy rica, sobretodo, en mercurio. Dicen que tienen lunas, que no son sino mares de este metal. En cada constelación existe una moneda diferente. El referente al valor de cada una, las reservas, lo son el mercurio. Más Pegasus, es una constelación de gran progreso y no envidia, sino que la envidian. Carece prácticamente de estructura militar y defensiva. Es un bocado demasiado apetitoso para monarcas como el de Acuarius

"Mis espías, siguen los pasos del monarca de Acuarios, y me han informado de que ha movido otra pieza de ajedrez. Le ha hecho la misma propuesta que a mí, pero ésta vez al anciano rey de Scorpio. Mis espías, no han llegado a conocer la respuesta. En ello están. Y por otro lado, mis espías de Pegasus no logran llegar a palacio. Pero no se le consta ninguna alteración. Es como, que en Pegaso, no supieran lo que les avecina

"Yo tengo la solución"-era Pepito II que escondido, había oído todo. Y prosiguió "Debemos llevarle la corriente, al monarca de Acuarios, tanto Orión, Scorpio y además, nos añadimos nosotros. Cuando estemos en las fronteras de Pegaso, cambiamos de enemigo. Todos contra Acuarius. Claro, está que esto ha de saberlo el viejo monarca de Scorpio Y pronto"

"Yo me ofrezco voluntario, con tal de montar a Feliberto".dijo Goku. Uru le preparó la misiva imperial y partió. Viajó y una vez en los jardines del palacio de Scorpio, le dieron algarrobas al dragón y él, blandiendo la misiva de dos constelaciones se presentó ante el viejo. Este, lo leyó y le guiñó un ojo. Acto seguido firmo, y selló por triplicado el acuerdo. Cada cual se quedó con el suyo. A su general, se lo dio con la orden de abrirlo cuando se fuera a producir cualquier batalla

Diplomáticamente se había hecho trampa. Acuarius, Scorpio y La Vía Láctea, contra Pegasu. Pero no era así. Era todos contra Acuarius. Su general, el día "D" había aterrizado en un hangar de la Vía. Departió con su homólogo. La táctica era sencilla: entrar en Pegasus por las tres lunas Yur;Yir y Yer. Fulminarlas juntos, y luego desbandada y pillaje. Las lunas de mercurio, no se deberían tocar. Y le dio una lista

La formación que se llevó a cabo, fue de punta de flecha. A la vanguardia iban los bombarderos de Acuario y a los flancos derecho, los bombarderos de Scorpio; a la izquierda, los de la Vía. Pululado como moscas, iban los cazas. De los primeros, había 58 de Acuarius, 10 de Scorpio y otros tantos de la Vía. Cazas, los había entre todos 60

Pepito II cogió tal rabieta por no ir a la guerra, que su padre ya pensó que lanzaría un rayo raro. Le colocó en un caza, y ordenó al piloto que no se metiera en la refriega. Mientras tanto, la formación en punta derribó la nave-garita de las puertas de Pegaso. Y ahí estaban las tres lunas. Acuarius se adelantó y Scorpio y la Vía, retrocedieron. Acuarius no comprendió. De repente se vio en medio de dos fuegos, pues vinieron las naves de Pegasus. Éstas, entendieron la maniobra y supieron que eran tres contra uno

En un principio, Pegasus, no entendía. Fueron derribados 3 bombarderos y 2 cazas de la Vía Láctea; mas una nave nodriza de Scorpio. Y el príncipe, estaba en la refriega. Su piloto se decía." Le voy a dar más piruetas que a un animal enjaulado" Y lo llevaba del derecho, del revés, a un lado, a otro. Y el príncipe, inmutable, miraba por el visor del piloto "A por ese""A por ese""A por ese""Pero ve a por alguno". Y se enfadaba

La batalla fue escandalosa porque Acuarius llevó las de perder, y no dieron señal de retirada. Al final, les quedaban pocas naves; una nodriza con capacidad de 8 cazas y 7 cazas sueltos mas. Optaron, no por la desbandada sino por la huida hacia adelante. Cada cual recibió la orden de arrasar algún punto estratégico de los ex-aliados. Pepito vio uno de esos cazas, dirigirse al palacio de Vilaverde. : A por ese" Y el piloto asintió

El caza Acuarius volaba a ras del suelo, según una ruta que le iba a llevar a palacio. El caza, en que iba Pepito, le perseguía, pero no era tan rápido. Y ya a falta de dos kilómetros de Vilaverde, la luna-ventana del caza de Pepito, se rompió. La atravesaron dos rayos fulminantes que dieron de pleno a la nave perseguida. Lo produjo el príncipe

Finalizada la batalla con final feliz para la coalición, se preparaba un escarmiento sonado a la codicia de la constelación de Acuarius. Pepe se enteró de que allí el trono pertenecía a un muchacho-emperador. ¿Que les hervía en mente a esa edad? Por de pronto, Pepe tenía razón, para saber que su hijo tenía poderes, pero, ¿para qué? ¿Para caprichos? El piloto del caza le informó que por sus rayos los habían salvado

Pepe, preocupado por su hijo, hablaron cara a cara, mientras deambulaban por la gran sala de la biblioteca. "Así que puedes detener el tiempo y lanzar rayos como misiles? Ahora dime, ¿que más sabes hacer?"." Muchas cosas. Puedo hipnotizar a alguien y a todos. Lanzar mi escudo telepático y proteger de agresiones la galaxia. Puedo hacer muchas cosas "anormales" y ciento que nacen más en mí. Podría ser el dueño del universo conocido. Incluso abrir El País de Nunca Jamás

En la biblioteca, Pepito II y su padre, departían. El hombre no comprendía para que se le había dado tanto poder a su hijo. Tal vez, debería pedir se los quitasen. Un hijo así, en manos de un padre tirano o ambicioso, que no valorase la amistad, la libertad y la democracia, podría ser un ser depravado. En aquel instante un pedazo de metal pasó sobre la nariz y delante de los ojos de Pepito II. Se incrustó en la chimenea. Era un puñal con una advertencia: "Morirás Pepito II"

¿Quien es ese muchacho-emperador de Acuarius?..... ¿Quien intenta matar a Pepito II?
¿Por qué tiene tanto poder?..... ¿Que medidas tomará su padre?..... ¿Que les está pasando a nuestros amigos?..... ¿Cuantos pitufets tendrán ahora Flex y Plaf?.....
CONTINUARA....... (La imaginación al poder)

Se registraron todas las estancias de palacio. No se encontró nada sospechoso. Luego fueron reunidos todos los del servicio. Y nada. Todos tenían coartada. Nadie podía ser sospechoso de una villanía. Todo inútil. Una cocinera dijo haber oído un ruido bajo, en la verja que da al jardín. Fuimos. Llevamos perros. Alguien había roto unas tablas de madera. Había algo de sangre. Los perros siguieron la pista hasta encontrar un paracaídas envuelto sobre sí mismo. Estábamos lejos de palacio. El rufián había volado. Continuara………


0
comentaris
INSERTA EL TEU

Dades de publicació

Data : 06-06-2012
Editor: postmaster
Autor: Vicente Reig Albero
Font: n/a
Remitent: n/a



El codi de verificació, es precís, per tal de diferenciar entre els usuaris de la web i els sistemes automatitzats d'inserció de comentaris (o spam), per a més informació sobre aquest tema us recomanem visitar el següent enllaç: http://ca.wikipedia.org/wiki/Captcha

Us assabentem que des del moment en que entreu a fer comentaris al web s'hi ha identificat l'IP de la vostra connexió a internet i aquesta quedarà registrada junt amb el vostre comentari.

Suggeriments importants per a comentar les noticies. Procureu no eixir-vos del tema de la notícia, llegiu els comentaris dels altres usuaris abans de publicar els vostres, sigueu clars amb el que voleu dir, els comentaris provocadors, fora de tema, il·legals o ofensius seran eliminats. Sigueu respectuosos amb els comentaris.

No alimenteu al troll.

Com qualsevol altra publicació, les opinions i manifestacions contingudes en les notícies, articles i comentaris publicats al web són responsabilitat dels seus autors. L'equip de redacció d'acicastello no comparteix necessàriament tot allò que es publica al web.